Sobre mí

Bienvenido y gracias por dedicarme un rato de tu tiempo. Mi nombre es Xarles González y tengo la suerte de dedicarme a aquello que me apasiona: acompañar a las personas desde el coaching en su desarrollo personal y profesional.

Nací en Bilbao, allí viví los primeros años de mi vida. Más tarde mi familia se trasladó a Valladolid donde hasta hoy he pasado la mayor parte de mi tiempo. Después volví a "nacer", esta vez como emprendedor, en Cantabria, donde residí durante varios años hasta que finalmente "renací" de nuevo, esta vez como empresario, en Asturias. Ahora mi vida transcurre entre Madrid, Valladolid y diferentes puntos de España a los que me desplazo.

Soy licenciado en Filología Inglesa por la Universidad de Valladolid aunque la mayor parte de mi experiencia viene del mundo empresarial. Curiosamente mi relación con el inglés más que académica fue como emprendedor, mi primer gran "fracaso" fue precisamente montando una academia de inglés.

Soy amante de las letras y de cómo son capaces de transformarnos a través de nuestros pensamientos.

Durante mi vida he tenido la oportunidad de vivir grandes éxitos y grandes fracasos hasta que entendí que el equilibrio está en que ambos aprendan a coexistir en armonía.

Durante siete años dirigí mi propia empresa en Asturias con veinte personas a mi cargo y tuve la ocasión de vivir mi luna de miel con la abundancia y el éxito puramente material: viajes, caprichos, lujo, excesos…hasta que un día me di cuenta de que algo no encajaba, no me sentía pleno y no sabía muy bien por qué.

Una extraña sensación de vacío se instalaba cada vez con más intensidad dentro de mí y cada día tenía menos ganas de acudir a mi negocio. Finalmente decidí traspasar mi empresa para que mi equipo no se viera afectado por lo que ahora sé que estaba ocurriendo, había comenzado mi búsqueda de sentido, mi camino de transformación personal.

Por aquel entonces el mundo de la espiritualidad ya había entrado en mi vida. Tuve la suerte de conocer a grandes maestros budistas y aunque, viniendo del mundo empresarial era muy reacio a todo ello, al final acabé formándome durante dos años con el que ha sido mi maestro, una persona que supo integrar de una manera práctica y sin adornos toda la enseñanza del budismo, la metafísica y la neurociencia.

Finalmente entendí que la espiritualidad tiene que ver con la conciencia de uno mismo, con estar receptivo ante la vida. Y que cuanto mayor es la conciencia de ti mismo mayor es tu felicidad, y por lo tanto también la de las personas que te rodean.

Esta idea llevada al mundo de la empresa se transforma en liderazgo, trabajo en equipo, creatividad, resiliencia, comunicación efectiva, gestión del cambio, etc.

Hoy en día aún puede sonar extraño pero afortunadamente grandes compañías como Google, Endesa o Deutsche Bank han sabido ver el potencial de todo esto para el bienestar de sus empleados y directivos, y desde hace años imparten programas de meditación e inteligencia emocional de manera regular para sus trabajadores.

Mi filosofía de vida transcurre ahora en medio del maravilloso equilibrio entre dos mundos aparentemente antagónicos: el mundo rígido y metódico de la empresa y el mundo flexible e intangible del alma humana.

Después de 12 años dedicándome al mundo comercial y empresarial me he convertido en un humilde traductor de esa dualidad trasladando a mis clientes la esencia que tienen en común ambas realidades.

Actualmente, desde el Instituto del Optimismo, mi marca personal, imparto conferencias, talleres de motivación y diferentes seminarios formativos. También soy socio fundador de BEST Escuela de Coaching con sede en Valladolid donde impartimos diversas formaciones universitarias.

Resumen formativo: